La Magia del Yoga

Hay muchas motivaciones por las que recurrimos a disciplinas como el Yoga o el método Pilates: Mejorar nuestra forma física, aliviar el estrés, superar situaciones difíciles fortalecer, todas, incluso las más superficiales, como obtener un bonito “trasero de yoga” son buenas porque nos acercan a sus beneficios. Por ellos, sea lo que sea lo que nos trae a la colchoneta, en el fondo siempre subyace un deseo de respirar, recuperar el equilibrio y, en definitiva, sentirnos mejor.

Lo maravilloso en el YOGA es que aunque solo te centres en lo físico, también trabaja a nivel interno

Lo maravilloso de disciplinas como el Yoga y el Pilates es que, aunque sólo nos enfoquemos en lo externo, funcionan también a nivel interno. De forma que, pese a que en un inicio únicamente buscabas tener unas piernas más bonitas o un culete mejor puesto, en poco tiempo, vas a descubrir otros beneficios. En concreto en el caso del YOGA, conforme vayas practicando descubrirás como funciona su mágia: El Prana, flujo energía vital, aumenta, que desaparecen los bloqueos físicos y emocionales. Tu fuego interno (Tapas) se enciende para quemar todo lo que ya no te sirve. Mientras te centras en tener una respiración estable y sincronizarla con tus movimientos, notarás como tu mente se apacigua.

Así como la alquimia transforma metales en oro, el YOGA transforma tu cuerpo, mente y espíritu para obtener la “reconexión” y recordar tu verdadero Ser. Porque el yoga te recuerda que no eres ordinario, sino que eres extraordinario: luz, amor, sabiduría, creatividad, belleza e inteligencia.

“El yoga no es solo ejercicio fisico, es un ejercicio para el espiritu. Y este es el punto de la práctica espiritual; para hacernos enseñables; para abrir nuestros corazones y enfocar nuestra conciecia para que podamos saber lo que ya sabemos y ser quienes ya somos “. – Rolf Gates

ROLF GATES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *